shikoo rensaku

 

Frescor del día.

La hormiga en el cristal

de un edificio.

 

Gente con prisa.

Por la acera ni un perro

que recoger.

 

Frenan los carros.

Pasa sobre el semáforo

la lagartija.

 

Tarde en la ciudad.

Entre dos edificios

vienen palomas.

 

Tras el smog,

El silencio del mar,

y los gorriones.

 

Un basurero

en la esquina, el gallito

de nuevo canta.

 

Pasan p9*.

En el balcón la brisa

aún más fresca.

 

 

*Ómnibus de Ciudad Habana

2 Responses

  1. Lester dice:

    Me ha encantado esta crónica urbana, hermano.
    Abrazo.

  2. Lázaro dice:

    Qué bueno que te gusten mis intentos
    Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *