Viaje hacia el Oriente (Ayúa-Bijarú)

Después de almuerzo salimos hacia Ayúa, un caserío intrincado perteneciente al municipio Bijarú. En el parque de Bijarú nos esperaba una araña* que nos llevaría 8 kilómetros hacia dentro del campo,pasando por un caserío llamado Tierra Blanca donde la tierra era realmente blanca, hasta el batey** donde nos quedaríamos.

 

Parque de Bijarú.

Bajando el poste de una lámpara

un chipojo

 

Sobre una roca

perfectamente ovalada

se posa una libélula

 

Atardece.

Enredaderas florecidas

entre los atajanegros***

 

Fuimos recibidos por una familia amable de guajiros en casa de un señor de 90 años al que le llamaban Uva. Hasta donde estábamos llegó un hombre a decir algo de un robo, sobre una yegua apalusa que movía la cabeza mientras a ratos se despeinaba con cada ventisca.

 

Prenden la leña.

Al caer el cubo en el pozo

el sonido del agua

 

Decía Uva que todas las noches rondaban bandoleros (ladrones) por allí para ver qué se quedaba fuera del bohío, así que al anochecer recogimos hasta la soga y el cubo. Antes de dormir recordaba un haiku de Ryokan.

 

Ruido en el patio.

Apenas logro ver

la luna creciente

 

En Ayúa estuvimos varios días.Por las mañanas ayudábamos con el corte de leña y la recogida de mangos y mamoncillos.

 

Café con leche.

En la punta de la palma

un cernícalo en silencio

 

Meses sin lluvia.

Descargo la leña

al lado de las vicarias

 

Entre el cafetal

la palma derribada

llena de santanillas

 

Por las tardes salía a recorrer la finca.

 

Desde la loma

más alta de la finca,

el silencio

 

Sol de Julio.

Entre el platanal

Una puerca parida

 

Saborear un mango

tumbado por el viento

 

 

El atardecer, los sinsontes entonados, las guayabas empolvadas, el regreso de las garzas.

 

Mirar las abejas

saboreando un mamoncillo

 

 

En el baño,

junto a la ventisca

se cuelan jejenes

 

 

Cerramos las puertas del bohío.

de guano a guano

la bruja****

 

Hasta la casa llegaba un cable eléctrico fino que apenas daba corriente para las dos lámparas que había y para cargar los equipos de batería.

 

Dormito.

En la pared,

la quietud de la bruja

 

 

*carro pequeño tirado por un caballo. En el oriente de Cuba se le dice –volanta-, en el occidente, “araña”.

**conjunto de bohíos (pequeñas casas de guano) que en ocasiones son de la misma propiedad.

***planta espinosa que se utiliza para el cercado de las casas.

**** mariposa grande, negra, llamada –bruja-.

 

                        

fotomangle

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *